PRIMER MES

¡ Enhorabuena! Ya has confirmado tu embarazo.   En este primer mes, comienzan a darse en tu cuerpo los cambios propios del embarazo, y seguro que notarás algunos de ellos.

Cambios físicos

El útero empieza a aumentar su tamaño, si bien no serás capaz de apreciar todavía el aumento del abdomen. Las paredes internas del mismo se vuelven mas gruesas para poner alojar el embarazo. Puedes sentirte hinchada y con alguna molestia, similar a la que sientes cuando tienes el periodo. El cuello uterino se ablanda, la placenta y el cordón umbilical comienzan a formarse. Puede que te sientas mas cansada y que aparezcan las tan incómodas nauseas y vómitos. Es muy probable también que orines con mas frecuencia de lo habitual ya que aumenta el flujo sanguíneo que provoca mayor paso de líquido por los riñones. En este primer mes, es apreciable un aumento del tamaño del pecho, debido al aumento de los niveles de progesterona y estrógenos. Puedes notar incluso, un aumento de la pigmentación de la aureola. Es muy posible que notes una fuerte somnolencia y/o cansancio. Tranquila, es absolutamente normal. Algunas mujeres, pueden presentar sangrado, aunque puede no ser nada importante, siempre debes consultarlo con tu médico.

Si el embarazo es gemelar, los síntomas se presentarán con mas antelación y de forma mas contundente.

Alimentación 

En este primer mes, comienza la formación del tubo neutral, por lo que es necesario un aporte extra de vitamina B12 y ácido fólico. Evita alcohol, tabaco y medicamentos. Si durante este periodo sufres nauseas y vómitos, se aconseja tomar alimentos tales como patata cocida, pasta y arroz cocidos, pollo o pescado a la plancha, pan y alimentos fríos, ya que son los que mejor se toleran. Evita salsas como el tomate, alimentos muy grasientos ya que pueden provocar acidez y dolores gástricos.

Consejo : toma una cucharada de leche condensada antes de comer.

Pruebas que debes realizar

Una ecografía que te permita comprobar que efectivamente hay un embrión en crecimiento. El latido fetal se suele comprobar hacia la semana séptima, momento en el cual puede verificarse correctamente. También es probable que tu ginecólogo solicite un análisis de sangre, es importante determinar el RH de la mamá y si se es inmune o no a ciertas enfermedades tales como toxoplasmosis, rubeola, listeria, hepatitis, etc.

El embrión

Al final de este mes comienza a formarse el corazón, el hígado, los riñones, el cerebro  y los ojos, El corazón comienza a dar sus primeros latidos. Aparecen los brazos en forma de protuberancias y la cabeza es de un tamaño muy superior al resto del cuerpo.